Napoleon Hill – Fe

faith

La Fe ve lo invisible, cree lo increíble y recibe lo imposible. ~Corrie Ten Boom~

Napoleon Hill nos dice que: Las emociones de la fe, el amor y el sexo son las emociones positivas más poderosas.  Cuando las tres se mezclan, tienen el efecto de “colorear” las riquezas de la mente subconsciente, donde se cambian por su equivalente espiritual, la única forma que induce una respuesta de la Inteligencia Infinita.

La fe es un estado mental que puede ser creado o inducido por la afirmación de instrucciones repetidas que se graban en la mente subconsciente (oración, mantras). Es decir, por autosugestión.  Como ya comenté en el post sobre el deseo, somos 95% mente subconsciente y 5% mente consciente.  Todos podemos revelar este estado mental.

La fe es el eterno elixir que da vida, poder y acción al impulso del pensamiento. ~Napoleon Hill~

El poder de la mente es tan grande, que llega a creer cualquier cosa que nos digamos y repitamos a nosotros mismos.  El subconsciente es nuestro “disco duro” y allí se almacenan todos nuestros pensamientos.  Es por ello la importancia de una buena comunicación interior.  Los pensamientos positivos nos harán lograr el éxito de todo aquello que nos propongamos.  Lamentablemente, los pensamientos negativos también nos llevarán allí donde depresivamente nos veamos en un momento dado.  Gandhi lo expresó perfectamente cuando dijo:

Cuida tus pensamientos, porque ellos se convertirán en palabras.
Cuida tus palabras, porque ellas se convertirán en acciones.
Cuida tus acciones, porque ellas se convertirán en costumbres.
Cuida tus costumbres, porque ellas forjarán tu carácter.
Cuida tu carácter, porque él te llevará a tu destino.
Tu destino será tu vida. ~Gandhi~

¡La fe es el único antídoto para el fracaso!   Los pensamientos unidos a los sentimientos constituyen una fuerza magnética que atrae por las vibraciones que transporta, resultados de la misma vibración a través del 5º elemento: el éter.  Cualquier pensamiento, idea, plan o propósito que uno abraza en su mente atrae, a través de las vibraciones del éter, a sus parientes con toda su fuerza que crece hasta que esos “invitados” se convierten en los anfitriones de la mente de aquel que los invitó.

Así que cuidado con aquello que inyectáis en vuestras mentes.

Anecdóticamente me gustaría que pensemos por ejemplo, cómo damos totalmente por hecho que el lunes a la hora que está estipulado llegará a casa la compra que encargué al supermercado desde su tienda online.  Hacemos el pedido y ya no nos preocupamos de más, porque sabemos que llegará.   Todas aquellas peticiones que le hacemos al Universo las debemos aproximar de la misma manera.  Así que pidamos y relajémonos con el convencimiento de que el día preciso llegará nuestra petición y… si se retrasa un poco, no deis rienda suelta a la preocupación, llamad otra vez y recordar el pedido.

Fe

Cuando llegas al límite de toda la luz que has conocido y estás a punto de entrar en la oscuridad, fe es saber que solo una de dos cosas pasarán… que habrá algo donde pisar o serás instruido para volar.

Creo firmemente que los deseos unidos al agradecimiento previo son dos de los componentes más importantes para lograr cualquier cosa que nos propongamos.

Anuncios